El peligro de los lucernarios en las instalaciones fotovoltaicas

Red de seguridad

El peligro de los lucernarios

Cuando trabajamos en altura, por ejemplo, instalando módulos fotovoltaicos en techos de naves industriales, existe un alto porcentaje de riesgo de caída por lucernarios, claraboyas o cornisas.

Según el Informe anual de Accidentes Laborales (MEYSS 2017) uno de cada cuatro accidentes mortales en jornada de trabajo, no clasificados como de tráfico o como patología no traumática, es una caída de altura.

Caídas en altura (2017). Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Siguiendo los datos recogidos en el informe publicado por ASEPEYO en colaboración con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en 2017 sobre caídas en altura, las caídas de cubiertas presentan un mayor porcentaje que otros accidentes laborales por caída (escaleras, andamios…).

Redes de seguridad

Para evitar o limitar el riesgo de caída en altura en obras y construcciones de instalaciones fotovoltaicas sobre tejados se utilizan diferentes medidas de protección colectiva, un ejemplo son las redes de seguridad.

La instalación de redes de seguridad protege a nuestros instaladores de caídas por lucernarios o claraboyas e incluso por desniveles irregulares que presente la cubierta del lugar de trabajo.

En caso de que se produzca la caída de un trabajador las redes de protección frenan la bajada, evitando la caída y minimizando el impacto.

Las prevenciones colectivas deben estar complementadas con la protección individual (como los anclajes o líneas de vida) y seguir la normativa que regula su fabricación, regida por la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales.

Las redes de seguridad de prevención horizontal que instalamos están certificadas y cumplen con la legislación actual. Se confeccionan conforme a la Euronorma UNE EN 1263-1 “Redes de Seguridad” con fibra de PA 6.6 ht i, cuerdas de malla 4,5mm y mallas de 100mm termofijadas. Incorporan cuerda perimetral de 30 kN, igualmente de poliamida unida al módulo de red mediante fijación manual de triple anudado por malla.

Equipos de protección individual para trabajos en altura

Siempre debemos anteponer las medidas de seguridad colectiva ante las personales, pero ambas deben estar presentes y complementarse entre sí para garantizar la seguridad de nuestros trabajadores.

Las medidas de seguridad personales hacen referencia a los anclajes o líneas de vida, así como al casco, a las botas de seguridad o al resto de las EPIS.

Las líneas de vida son una sujeción individual que mantiene al trabajador anclado a la cubierta mediante una serie de elementos (punto de anclaje, cable de acero, cable raíl, arnés…) y que permite el movimiento. 

Estás herramientas de protección cumplen dos funciones: restringir el área de trabajo del instalador, evitando que se acerque a una zona de riesgo; y en caso de caída, la limita y minimiza el impacto.

Línea de vidaCabe destacar la importancia de que el instalador respete todas las normas de seguridad de la instalación, cumpliendo con el equipamiento completo de todas las EPIS (Equipos de Protección Individual) y siendo cociente en todo momento del riesgo y peligro al que puede estar sometido.

La vida de nuestros trabajadores y la tranquilidad de nuestros clientes son un factor clave en el funcionamiento de nuestras empresas.

 

 

José Ángel Técnico Konery

 

Por José Ángel Gómez Ruíz

Director de operaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *